Proyecto: Ejecución de un ascensor

    Ubicación: La Guancha, Tenerife

    Fase: Proyecto de Ejecución

    Promotor: Privado

    Año: 2020

    Equipo: e3 ecodesign

Implantación de un ascensor en la vía pública.

La Ley 8/2013, de 26 de junio, de rehabilitación, regeneración y renovación urbanas, la cual fue refundida junto con la Ley del Suelo en el Real Decreto Legislativo 7/2015, de 30 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Suelo y Rehabilitación Urbana. Estas normas, a diferencia de la Ley de Economía Sostenible distinguen entre actuaciones que impliquen la necesidad de alterar la ordenación urbanística vigente y las que no. Se entiende que la mayoría de actuaciones que pretenden regularse no requerirán la alteración de la ordenación urbanística, sino que en algunos casos, cuando se ocupe el dominio público o cuando estas actuaciones vengan impuestas por las Administraciones Públicas, precisarán de la delimitación y aprobación de un ámbito de actuación conjunta o la identificación aislada que corresponda. El acuerdo administrativo mediante el que se delimiten estos ámbitos de actuación o se autoricen actuaciones que deban ejecutarse de manera aislada, una vez firme en vía administrativa, comportará la declaración de la utilidad pública o, en su caso, el interés social.

Permitiendo ocupar las superficies de espacios libres o de dominio público que resulten indispensables para la instalación de ascensores u otros elementos que garanticen la accesibilidad universal, así como las superficies comunes de uso privativo, tales como vestíbulos, descansillos, sobrecubiertas, voladizos y soportales, tanto si se ubican en el suelo, como en el subsuelo o en el vuelo, siempre y cuando se den dos requisitos: que no resulta viable, técnica o económicamente, ninguna otra solución y que quede asegurada la funcionalidad de los espacios libres, dotaciones y demás elementos del dominio público. Para garantizar la aplicación de esta regla se permite que las superficies ocupadas no computen a efectos del volumen edificable, ni de distancias mínimas a linderos, otras edificaciones o a la vía pública o alineaciones.