daegu_Portada
Architectural design competition for the realization of the Gosan Library
26 noviembre, 2012
e3-sostenible_Portada
Ya somos empresa + Sostenible
4 junio, 2014

Concurso internacional

Cliente: Ayuntamiento de Roquetas de Mar
Programa: Mercado de abastos
Ubicación:Roquetas de Mar (Spain)
Equipo de Proyecto: e3 ecodesign.
Colaboradores: Camilo Martín y J. Omar Méndez

atrium

(Lat. Lugar al aire libre, sin techo, dentro de un edificio)

Para que haya vida en la calle tienen que existir lugares donde desarrollarse.

La estructura urbana sobre la que se asienta el antiguo mercado de abastos de Roquetas de Mar se encuentra configurada por un patente borde al norte marcado por la rambla, quedando al este, una de las vías principales de circulación que cruza la ciudad de norte a sur, lo que impide una relación directa con el resto del tramado urbano.


Por ello, proponemos una incorporación a la trama urbana mediante la potencialización de las relaciones de edificio-ciudad en sus fachadas a la plaza Norieta al sur y a la avenida al este, procediendo a la limitación del paso de tráfico rodado en estas y configurando espacios de transición plaza- edificio, de modo que se incorporen sus exteriores como plataformas de circulación peatonal y de relación social, actuando como antesala de acceso a la edificación.

Estrategias de Proyecto

En el proyecto se parte de una serie de mediadas recuperadoras de la esencia compositiva de las fachadas proyectadas en los 70’s del siglo XX, aplicando correcciones en los revestimientos y aislamientos de estas. Así como la mejora de su relación con el entorno cercano, incorporando un tratamiento de plaza a su contorno.


Gracias a la ubicación de la edificación en el clima mediterráneo de Roquetas de Mar, protegida de los vientos más fríos del Norte por la Sierra de Gádor y con temperaturas promedio de 11,8 ºC en mes más frio y 25,4 ºC en el más caluroso, invitan a realizar actuaciones bioclimáticas en la nueva propuesta de reforma del mercado. Así que aplicamos estrategias en el proyecto de fomento de la ventilación e iluminación natural del edificio, incorporando un atrium central y recuperando las aperturas de iluminación en tres de sus fachadas, destinando la orientación norte a albergar las áreas de servicio e instalaciones necesarias para el correcto funcionamiento de la edificación. Estas áreas de servicios se conciben como un módulo en fachada que actúa como un elemento exento del edificio principal, acentuado si mas, por la aplicación de un revestimiento exterior que lo hace patente y es capaz de ocultar en su cubierta las necesarias instalaciones para el funcionamiento correcto del mercado. Al mismo tiempo mantenemos la plataforma sobre la que se apoya la edificación ampliándola y manipulando su relación con el plano de plaza, para que sea capaz de convertirse en un lugar de estancia, relación social y cultural, donde poder disfrutar de los productos que oferta el mercado.

Programa multifunción

La actuación parte de la proposición de crear una arquitectura más social capaz de fomentar una “performatividad” en el programa, siendo apto para generar acontecimientos, a partir de su manipulación dimensional y su interacción con el usuario. De modo que aplicamos al programa el criterio de usos múltiples en los puestos denominados “de venta del mercado” donde su ocupación puede cambiar a lo largo de las horas de uso, pasando de la venta de comestibles a primeras horas para albergar nuevas tipologías de productos en las últimas horas del día pudiendo ofertar elementos de artesanía, libros, diseño, etc... Así que planteamos un uso intensivo en el horario de estos, compaginando las alternancias de estos usos con los puestos centrales destinados a degustación, capaces de funcionar durante todas las horas de apertura ofertando productos gastronómicos de rápida preparación, así como la venta directa de comestibles, y reservando los puestos de restauración para la oferta de gastronomía elaborada. Generando un mercado con un marcado poder de atracción social y comercial.

Flujos e interiores

El esquema adoptado de distribución, se estructura en la incorporación de una pieza de servicios directamente vinculada a la fachada norte que aloja las áreas administrativas, de almacenamiento y cámaras frigoríficas, lo que facilita la carga y descarga de las mercancías, así como el movimiento de estas en una zona exterior del mercado, ya que se ha reservado toda esta área para el uso interno de los comerciantes y administración del mercado, pero con comunicación directa al área comercial. Mientras, la zona comercial se ha estructurado gracias a la apertura del atrium, lo que hace que el espacio interior lejos de mostrarse cerrado y plegado en si mismo se convierte en un continuo, quedando iluminado perimetralmente y donde en el atrium la luz de la mañana incide e ilumina el interior. Al mismo tiempo que asume un papel de espacio público, esparcimiento y de disfrute, alrededor de donde se organizan los puestos de degustación y restauración, disponiendo en su entrono de mesas, barras y taburetes que invitan a sentarse y degustar las viandas que ofrecen estos. La fachada sur se ha potenciado albergando las áreas destinadas a restauración con el aprovechamiento del contorno exterior del edificio para alojar distintos elementos donde sentarse a disfrutar de una amena charla y una tapa, mientras se fortalece la relación de la edificación con el futuro entorno próximo de la plaza Norieta.

Pensemos en verde

Entre las estrategias aplicadas al proyecto se han fomentado las que pueden producir un ahorro en emisiones de CO2, y mejoras en el ambiente interior de la edificación y socialización de los usuarios. Aplicamos una mejora del asilamiento en cubierta a través del falso techo ventilado y favorecemos la utilización de la ventilación natural, con la inclusión en las partes altas de las carpinterías de elementos móviles, capaces de regular y evacuar el posible exceso de calor presente en el ambiente interior. Mientras que en el exterior proponemos el tratamiento proyectual de plaza con elementos de estancia a los que se le incluyen elementos de vegetación y sombras, invitando a la estancia y uso de estos. Criterios que se aplican intrínsecamente al atrium practicado, donde además se instala un deposito con elementos de filtrado y depuración para la recogida selectiva de las aguas grises y pluviales, reutilizadas para riego y cisternas de inodoros. En el Atrium, la inclusión de la masa vegetal actúa como depurador del aire y regulador natural de la humedad y temperatura interior de la edificación.


Gracias a la apertura de los viales y las distancias que quedan entre las fachadas sur y este, el grado de soleamiento que sufren las cubiertas del mercado es apto para la instalación de placas fotovoltaicas, ya que su situación en una zona V con más de 5 Kwh/m2 día es capaz de suministrar un total de 1825 Kwh/m2 año. Proponemos la instalación de una serie de placas solares capaces de producir 285 Mwh/año, lo que supondría que el mercado sería capaz de autoabastecerse en torno a un 60-70% de su demanda de energía y una reducción de emisiones de CO2 en To.

Comments are closed.