Proyecto: Ejecución de un ascensor

    Ubicación: Santa Cruz de Tenerife

    Fase: Estudios Previos

    Promotor: Privado

    Año: 2017

    Equipo: e3 ecodesign

Implantación de un ascensor con expropiación.

Puente Galcerán.

La expropiación para la instalación de ascensor es posible, pero debe reunir ciertos requisitos. Se fundamenta en el apartado c) del artículo 9.1 de la Ley de Propiedad Horizontal, que obliga a los propietarios a "... permitir en él (su local o vivienda) las servidumbres imprescindibles requeridas para la ... creación de servicios comunes ... acordadas conforme a lo establecido en la presente Ley, teniendo derecho a que la comunidad le resarza de los daños y perjuicios ocasionados."

Hasta la última modificación de la LPH, por la Ley 8/2013, de 26 de junio, de Rehabilitación, Regeneración y Renovación urbanas, que derogó el artículo 11, el apartado 4 del referido artículo establecía que "las innovaciones que hagan inservible alguna parte del edificio para el uso y disfrute de un propietario requerirán, en todo caso, el consentimiento expreso de éste", por lo que no era factible la expropiación para la instalación de ascensor.

El Tribunal Supremo, en su sentencia 732/2011, de la Sala 1ª, de 10 de octubre de 2011, ya eliminó el consentimiento del propietario o propietarios afectados, fijando definitivamente la jurisprudencia: "... la instalación de un ascensor en una comunidad de vecinos que carece de este servicio, considerado como interés general, permite la constitución de una servidumbre con el oportuno resarcimiento de daños y perjuicios, incluso cuando suponga la ocupación de parte de un espacio privativo, siempre que concurran las mayorías exigidas legalmente para la adopción de tal acuerdo, sin que resulte preceptivo el consentimiento del copropietario directamente afectado y que el gravamen impuesto no suponga una pérdida de habitabilidad y funcionalidad de su espacio privativo.”

No obstante, la ocupación de zonas privativas mediante expropiación para la instalación de ascensor precisa los siguientes requisitos:

  • Acuerdo adoptado por la doble mayoría de propietarios y de cuotas que se establece en el artículo 17.2 de la Ley de Propiedad Horizontal.
  • La superficie expropiada no puede impedir la habitabilidad o funcionalidad de la vivienda o local afectado.
  • Indemnización al propietario o propietarios expropiado/s.